diciembre 15, 2019

Qué ver en Verona

Nuestro tren con destino Verona salía a las 9.35 h de la Estación Central de Milán y nos dejaba a las 11.40 en la ciudad de Romeo y Julieta. Durante el trayecto pudimos ver un poquito del lago di Garda, que seguramente veremos más adelante, ya que volvimos tan enamorados de Italia que volveremos en cuanto podamos para ver Padova, el lago, Turín, las Cinque Terre….Puff!! Qué cantidad de sitios que queremos ver!  Por mi novio ya volvíamos en las vacaciones del 2012, pero este año ya hemos estado en mayo y en octubre, así que creo que será mejor dejarlo para más adelante y ver otras cosillas antes.
Nuestro hotel, como todos los de este viaje, se encontraba muy cerca de la Estación de trenes. Dejamos las maletas allí y enseguida empezamos a patear la ciudad. 
Salimos del hotel y nos dirigimos a la Puerta Palio, seguimos por la Stradone Porta Palio y Corso Cavour para visitar el Castelvecchio y su puente, luego cruzamos hacia la Vía Roma para ver la maravillosa Piazza Bra con  la famosa Arena

(Gran anfiteatro, uno de los mayores del mundo romano, tiene 139 metros de largo y 110 de ancho y capacidad para 25.000 espectadores en sus 44 hileras de gradas. Su construcción data de mediados del siglo I. En verano es el escenario de representaciones líricas.

El grandioso y celebérrimo anfiteatro fue construido por los romanos en el siglo I; durante la Edad Media perdió su función de lugar para la celebración de espectáculos y se convirtió en una cantera de materiales de construcción; recientemente ha sido restaurado y destinado a escenario de la ópera lírica. Fuente: wikipedia)

Tuvimos suerte de que no hubiese cola y la visitamos por dentro (6 euros), la verdad es que impresiona y si subes todas las gradas podrás ver unas buenas vistas de la Piazza Bra. Desde allí, continuamos por la Vía Mazzini (llena de tiendas y con muchísimo ambiente) hasta llegar al cruce de la Vía Cappello, en donde visitamos la más famosas de sus casas, la de Julieta, (otros 6 euros). Más tarde volveríamos para poder tocarle el pecho derecho a a su estatua creyendo que traía buena suerte, pero parece ser que es para encontrar un nuevo amor, jajaja (lo siento, amore mio :-p )

Volvimos tras nuestros pasos por la Vía Cappelo hasta llegar a la Piazza delle Erbe, con muchísimos puestos de venta ambulante y muchísima gente. Continuamos por la Piazza dei Signori (en donde se encuentra una estatua a Dante) y paramos a comer en un pequeñito bar muy cerca de la Casa de Romeo antes de ir a verla (sólo se distingue porque hay un cartel que lo indica y porque hay otro en donde hay unos versos de la famosa obra de Shakespeare).

La siguiente parada era el Duomo (que nos decepcionó un poquito) y nos dirigimos hacia él por la Vía Rosa (que luego se convierte en la Vía Garibaldi). El tiempo se nos estaba acabando y empezábamos a estar cansados, así que cruzamos el Ponte di Pietra para ver las ruinas del Teatro Romano y subir al Castel de San Pietro para ver las más hermosas de las panorámicas de Verona (las vistas son increíbles, pero si subís a pie como nosotros, os quedarán unos cuantos escalones por subir)

Castelvecchio

Piazza Bra con la Arena al fondo

Arena

Piazza delle Erbe

Casa de Julieta y balcón 

Las típicas pintadas en los muros de entrada a la Casa de Julieta

En la entrada de la casa de Julieta, intentando salir en la Cuore y llevarme un pequeño premio

El Duomo

Ponte di Pietra de la época romana

Vistas desde el castillo de San Pietro

Verónica

Siempre soñé con dedicarme al turismo de forma profesional. Técnica Superior en Agencias de Viajes, como la vida me ha llevado por otro camino, me saco la espinita viajando siempre que puedo y contándolo en este blog

Ver todas las entradas de Verónica →

10 comentario en “Qué ver en Verona

  1. ¡Ostras! ¡Qué chulo! Yo no conocía Verona y la verdad es que por tus fotos me ha sorprendido muy gratamente. Me veo volviendo a Italia… aunque la mejor foto, sin duda, la del cuore, jejeje
    Un saludito

  2. Siempre que he estado por esa zona me he quedado con ganas de visitar Verona, me ha encantado el anfiteatro así que me lo apunto y cualquier día de estos me voy para allá. Lo de tocar las estatuas para la buena suerte y después darte cuenta que es para casarte, tener hijos o cosas por el estilo me suena, jejejeje. Un abrazo. 😉

  3. Babyboom, yo no creo en esas cosas, pero bueno, tengo mis momentos friki-guiris y me apetecía sacarme la foto tocándole la teta, ajajaja. En la mayoría de los sitios pone que es para la buena suerte, pero encontré uno que dice que es para encontrar un nuevo amor, desde luego yo no se la toqué con esa intención XD

  4. Que chula, la verdad es que todas las ciudades italianas son encantadoras y a Verona ya la había echado el ojo, a ver si puedo conocerla pronto que viendo tus fotos me dan ganas de irme esta tarde.

    Un saludo !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *