diciembre 16, 2019

186.- Cuatro días en Euskadi: Pasai Donibane y Donostia

Pasai Donibane

Plaza de Santiago en Pasai Donibane (Pasaia)

Casa de Víctor Hugo

Ayuntamiento de San Sebastián 

Carrusel cerca del ayuntamiento

Playa de la Concha

Isla de Santa Clara y Monte Igeldo al fondo desde el Monte Urgull

Catedral del Buen Pastor

Teatro Victoria Eugenia

Hotel María Cristina, cerrado por reformas

Plaza de la Constitución

El Peine del Viento

Funicular al monte Igeldo

Interior de las cabinas del funicular

Monte Urgull e Isla de Santa Clara desde el Monte Igeldo

Parque de atracciones en el monte Igeldo

Vistas desde el monte Igeldo

Aparcamiento del Monte Igeldo

Tras visitar Vitoria-Gasteiz, era hora de partir hacia San Sebastián (Donostia en vasco), pero antes queríamos hacer una parada en uno de los pueblos de los que más leimos y oímos hablar, Pasai Donibane (Pasajes de San Juan en castellano) y que pertenece a Pasaia.
La llegada a este precioso pueblo fue un poco accidentado. Pusimos en el GPS como destino el centro del pueblo y cuando «llegamos a destino» nos encontramos en un camino sin salida para coches. Nos bajamos y fuimos a explorar, empezamos a bajar escaleras y nos encontramos con una maravillosa vista del pueblo. Cuando lo comentamos en la oficina de Turismo, el chico nos dijo que era el mejor sitio en el que podríamos haberlo dejado, ya que pocos turistas conocen ese lugar y además pudimos disfrutar de una panorámica única.
El pueblo en sí se visita en poco tiempo. Nosotros nos dedicamos a callejear y visitamos la plaza de Santiago y la casa de Víctor Hugo, en donde vivió el autor en 1843. La entrada es gratuita y en ella se encuentra el punto de información turística. Si que se presta, si vas con tiempo, a alguna ruta de senderismo, pero esto era algo de lo que carecíamos en esta escapada y, además, hacía un día de perros.
Subimos de nuevo las escaleras y nos dirigimos hacia San Sebastián. Había empezado a llover con bastante fuerza, pero eso no nos detuvo. Aparcamos en el Centro Comercial de la Bretxa y desde allí a conocer la ciudad. Deciros que estuvimos aparcados 5h18min y pagamos 11,70 euros, pero que está muy bien situado para conocer la ciudad a pie.
Como os decía, el parking está muy bien situado, casi pegado al Puente Zurriola y al Kursaal, así que es perfecto para patear.
Nuestra primera parada fue el Ayuntamiento, al lado de la playa de la Concha y que fue inaugurado en 1897 como casino. Está situado en los Jardines Alderdi Eder, al igual que el tiovivo de 1912 del que os puse más arriba  fotos. Continuamos hacia el puerto y empezamos a subir al Monte Urgull para visitar el Cementerio de los Ingleses y el Castillo de la Mota. En el puerto, y aunque nosotros no entramos, tenéis el Aquarium, que fue inaugurado en 1928.
Os recomiendo visitar el monte bien descansados porque hay que subir unas cuantas escaleras y cuestas, pero las vistas, una vez arriba, compensan. El acceso al Castillo de la Mota es gratuito y en él podéis ver una exposición bastante interesante sobre la historia de la ciudad y desde el mirador obténdreis unas buenas panorámicas.
Una vez abajo, paseamos por el casco antiguo, viendo la Plaza de la Constitución, el mercado de la Bretxa, la catedral del Buen Pastor, el Teatro Victoria Eugenia (Sede del Festival Internacional de Cine), el hotel María Cristina (cerrado por reformas)…..
A esas horas estábamos totalmente empapados. A una servidora hasta le entró agua en las botas y cada vez que daba un paso se oía «chof, chof», así que era hora de irnos a descansar al hotel, pero antes cogimos el coche y nos dirigimos al Peine de los Vientos, famosa escultura de Eduardo Chillida. Se dice de ella que es uno de los rincones más bonitos de la ciudad, que es una visita imprescindible….pero a mi,  y sin querer ofender a nadie, me pareció bastante fea. Será que no entiendo de arte ni de esculturas……
Si queréis ir a pie, sería una buena opción y son unos 3 km desde el centro antiguo. Es un bonito paseo que discurre a lo largo de la playa y en el cual podréis ver el famoso balneario La Perla (también de 1912), el Palacio de Miramar, el hotel Londres……
Como no queríamos irnos sin visitar el Monte Igeldo o Igueldo, al día siguiente cogimos el coche y aparcamos cerca del Peine del Viento para subir en el funicular. Después de varios chascos en funiculares, teleféricos y demás familia, me he hecho el propósito de no gastar más dinero en ellos. Son bonitos, es especial ir en ellos, pero te gastas un dinero que puedes ahorrar para otras cosillas. La verdad es que no nos informamos bien, pero se podía subir en coche hasta el mismo monte y con un montón de sitio para aparcar (como veis en la foto de arriba). EL teleférico (también de 1912 al igual que el parque de atracciones) cuesta algo más de 5 euros (si no recuerdo mal, porque perdí el ticket). También deciros que si váis en él, no aparquéis el coche en el primer sitio que encontréis. Nosotros lo hicimos así y tuvimos que pagar 2 horas de parking y al llegar a la estación había un montón de sitio libre y gratis!!! Somos unos guiris pringaos!! :-S
Las vistas desde el monte son espectaculares. Si queréis, podéis subir al torreón por un precio de 2 euros. Dentro hay una colección bastante bonita de fotos antiguas. Hay también un parque de atracciones bastante curioso.
Seguramente os habréis dado cuenta de que a lo largo del post se hace referencia en varias ocasiones a 1912, y es que parece que este fue un año clave para la ciudad donostiarra, ya que se construyeron varios edificios e infraestructuras que siguen en pie hoy en día.
Aquí os dejo un pequeño plano:
Deciros también que subí tres vídeos a Youtube, aunque la calidad no es muy buena, os lo recomiendo porque:
El de Remeros en Pasai Donibane pone los pelos de punta con los gritos de los remeros mientras reman. Desde el mirador es una gozada verlos.
En el del Peine de los Vientos, podéis haceros una idea de lo que son este conjunto de esculturas y del día tan «apacible» que tuvimos :-S
Y en del monte Igeldo, podéis ver una parte de las vistas desde el parque y el mal rato que pasan los que van subidos a la pequeña montaña rusa que hay en él, jeje.

Verónica

Siempre soñé con dedicarme al turismo de forma profesional. Técnica Superior en Agencias de Viajes, como la vida me ha llevado por otro camino, me saco la espinita viajando siempre que puedo y contándolo en este blog

Ver todas las entradas de Verónica →

20 comentario en “186.- Cuatro días en Euskadi: Pasai Donibane y Donostia

  1. Anda, sin comerlo ni beberlo dejasteis el coche en el mejor lugar, jejejeje. Toda esa zona es una pasada, a mí San Sebastián es uno de los lugares que más me gustan!!! Menuda chupa de agua que os pegasteis!!! Un besote para los dos. 😉

  2. Vaya fotos bonitas! Los vídeos muy chulos, aunque vaya mal tiempo, qué rabia da la lluvia de viaje! En cuanto a ser un guiri pringado no te sofoques que todos hemos pasado por ahí en algún momento, jeje; lo bueno es que otras veces se triunfa, como con el aparcamiento. Un besote!

  3. Caliope, no me sofoco, aunque da rabia, jeje. Pero la verdad creo que todos pasamos por esos momentos en los viajes en los que nos sentimos un poco guiris. Aunque es cierto que de vez en cuando hay que hacer alguna turistada para disfrutarlo al máximo, jeje

  4. Lo del Peine de los Vientos, creo que no te gustó por el día tan "bonito" que tuvistéis… Pero la verdad es que un buen momento para acercarse a esa zona es para ver el atardecer un día que haya sol, claro. Yo estuve en un día así y tengo unas fotos muy chulas.
    Ya vaya rollo con el mal tiempo!!! Pero veo que no os paró!
    Saludos

  5. Pues sí, vaya mala suerte con el tiempo, hemos tenido un invierno super seco y ahora está cayendo todo lo que no ha caído…

    Me ha hecho gracia que hayas llamado "curioso" al parque de atracciones, jajaja, por decirlo de alguna manera! Nosotros solemos decir que está hasta la misma señora vendiendo el algodón de azúcar de cuando éramos pequeños… va a juego con el parque, jejeje. Bueno y para que no te duela lo que pagaste en el funicular, si hubierais subido en coche también habríais tenido que pagar y sale más o menos creo.

    Y me ha parecido super curioso que subierais a Urgull, es algo que la gente suele pasar por alto y ahora que no me oye nadie… mi marido no ha subido NUNCA!! jajaja (sí, somos de Donosti).

    Preciosas fotos!!

  6. Mari, gracias, me quedo mas tranquila al saber que tendria que haber pagado si subiese en coche, jeje, me siento menos mal por haberme gastado la pasta, jeje. Dile a tu marido que no espere para subir al Monte Urgull. Es un lugar precioso para caminar y tienes unas vistas espectaculares de la ciudad.

  7. Hay que ver, y luego se dice que los gps lían más que otra cosa, jejeje. Al final llegasteis al mejor lugar.
    Recuerdo que mientras estaba en Rumanía me comentaste la que os estaba cayendo a vosotros (de lluvia) y ahora lo veo. Lo de que se te lleguen a calar las botas es muy gráfico.
    Además has dado unos consejos muy útiles en el post. Seguro que algún día vuelvo a él.
    Un saludo 😉

  8. Un día muy completo aunque Donosti sin nubes no sería la misma, lástima la lluvia que siempre te frena un poco los viajes. La ciudad es una pasada y el primer pueblo que visitásteis no lo había oido nunca pero tiene muy buena pinta, me lo apunto para la próxima.

    Un abrazo !!!

  9. Hola Artabria,

    San Sebastián es una de mis ciudades preferidas, La Concha espectacular, las vistas desde el monte Igueldo, el Peine de los vientos de Chillida, a mi sí me gustó, el Ayuntamiento… Una pena que os pillara la lluvia.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *