diciembre 9, 2019

Visitando el Mont Saint Michel

No recuerdo cuándo empecé a soñar con visitar el Mont Saint Michel, pero me da la impresión de que llevaba toda la vida esperando ese momento.
Es una maravilla, sin duda, pero también os puedo decir que pierde algo de encanto «in situ». Las fotos que puedes ver por ahí siempre son con marea alta, de noche……y cuando lo ves a la luz del día, con marea baja, con el antiguo aparcamiento aún visible, las máquinas trabajando……te desilusiona un poquito.
Según la tradición, fue el arcángel San Miguel el que aparecido en sueños al obispo de Avranches le ordenó la construcción de la abadía. El primer edificio se remonta al s. VIII, pero sufrió modificaciones a lo largo de los siglos: en el s. X fue sustituido por una iglesia carolingia, un siglo después se convirtió en cripta, en el s. XII se levantó el claustro y las estancias de los monjes…hasta que el s.XV marcó la época de decadencia del monasterio.Continuaron las transformaciones y en los s. XVIII y XIX fue convertido en prisión. En 1877 se construyó un dique que unía el islote con tierra firme y en 1969, un pequeño grupo de religiosos regresó para vivir en la abadía.
Aparte de la abadía, que se puede visitar (9 € la entrada), existe el propio pueblo medieval, por el que parece que no haya pasado el tiempo.
Antes de mayo de 2012, aparcabas a unos metros de las puertas, pero desde entonces está prohibido. Nosotros, que lo visitamos a mediados de ese mes,  tuvimos que aparcar ya en el gran complejo que han creado.
A 2 km del Monte, se encuentra un gran complejo formado por hoteles, restaurantes, cafeterías, tiendas de souvenirs, supermercados…….una pequeña ciudad que se creó con el único fin de recaudar dinero.
Esto te obliga a dejar el coche en los aparcamientos, por un precio de 8,5 euros todo el día (da igual las horas que estés, la cantidad es siempre la misma). Si vais en caravana, moto…el precio varía. Para llegar desde el complejo al Monte, tienes varias opciones:
– A pie es un paseo de unos 30 minutos (no os lo recomiendo si vais a entrar en la abadía, ya que es más cansado de lo que pueda parecer en un principio)
– En una especie de «carruaje futurista» que os llevará en 15 minutos (4 € el billete sencillo, 6,50 ida y vuelta. Para los menores de 14 años, 2 el sencillo y 3,25 el de ida y vuelta y gratis para los menores de 4 años)
– En un autobús lanzadera gratuito, ya que está incluido en el precio que pagas por el aparcamiento.
Desde el 2005, el Mont Saint Michel está en obras y se presume que terminarán en el 2015. Estas obras pretenden devolver al Monte sus mareas. Son unas obras importantes ya que debido al sal que hay en el agua, el Mont corre peligro. La pieza clave es una gran presa que tiene como propósito unir las fuerzas del río y del mar para limpiar el Monte de los sedimentos.
A ver si es verdad y el Mont recobra su belleza natural, sin la carretera que lo une a tierra.
Dentro del Mont hay multitud de restaurantes, pero si queréis comer baratito y sin tanto agobio de gente, nosotros lo hicimos ya de vuelta al complejo, en el primer local que encuentras a mano izquierda, junto a un supermercado. Dos menús compuestos por bocatas, patatas fritas, refrescos, postres (completitos) y café o té por 16,20 €. Es una cadena que nos encontramos varias veces por Francia, Brioche Doree.
La primera imagen que tuvimos del Mont Saint Michel

Plano del complejo

Centro de recepción de visitantes  y baños

Nada más entrar en el Mont, hay un cartel en donde indica el horario de las mareas

Foto antigua del Mont Saint Michel

Abadía

Bus lanzadera

«Carruaje futurista»

Verónica

Siempre soñé con dedicarme al turismo de forma profesional. Técnica Superior en Agencias de Viajes, como la vida me ha llevado por otro camino, me saco la espinita viajando siempre que puedo y contándolo en este blog

Ver todas las entradas de Verónica →

15 comentario en “Visitando el Mont Saint Michel

  1. Yo también tengo muchas ganas de ir desde hace años, pero creo que esperaré a que acaben las obras; de todos modos es impresionante!! Y caro, entre aparcamiento y entradas no veas, pero bueno, es lo que hay! Un saludito 🙂

  2. Pues tenemos el mismo sueño, yo estoy como loco de verlo con mis propios ojos!!! Me conformo de momento con tu relato y tus fotos. Gracias!!! Un abrazo

  3. Vaya, pues al igual que tú, yo también tengo idealizado el Mont, espero no llevarme una desilusión. De todas maneras en las fotos aunque no tenga la marea alta está precioso!!! Muy buena información!! 😉

  4. Pues sí, también está en mi lista de pendientes anhelados, jejeje.
    A ver si más pronto que tarde lo podemos tachar, aunque como dice Calíope casi es mejor esperar a que terminen las obras, ¿no?
    Un saludo 😉

  5. A pesar de la carretera, me sigue pareciendo que tiene mucho encanto!!! Yo también tengo muchas ganas de ir desde hace tiempo… Pero si hasta 2015 no acaban las obras, lo mismo incluso espero.
    Saludos

  6. No se porqué… pero tengo la sensación que cuando esté por primera vez ante este lugar, creo que me decepcionará. Tanto por el negocio que hay montado allí dentro y por la cantidad de fotos idílicas que he visto… Y eso que es uno de esos lugares que siempre he querido ir…

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *