diciembre 15, 2019

99.- Altea

Empiezo ya con el viajecito de agosto a la Comunitat Valenciana. Estuvimos allí 6 noches, nos alojamos en un hotel en Paterna, ya que nos decidimos tan a última hora que no había ninguno que estuviese bien de precio y al lado de la playa. Fueron días de bastante agobio de calor, con una tormenta de verano que salió en las noticias. Mi madre cuando lo vió en el informativo de la noche me llamó toda asustada y como no oía el teléfono y tuvo que insistir varias veces, pues estaba al borde de un ataque de nervios. Qué agonias es, jajaja!!
En fin, Altea pertenece a la provincia de Alicante. Creo que es el sitio donde más calor pasé. Mira que yo no sudo, pero fue bajarme del coche y notaba las gotas de sudor cayéndome por la espalda. Puff!!
Pero también tengo un recuerdo bonito de ese pueblo. Nunca había visto una playa de piedras de canto rodado y es una pasada el ruído que hacen las olas contra ellas, sobre todo cuando retroceden. Me encantó!! Me habría quedado allí sentada en la playa durante horas oyendo ese sonido.
Por lo demás, si vais a Altea, preparaos para subir cuestas y escaleras. Se os van a pones los glúteos firmes firmes, jajajaja.

Verónica

Siempre soñé con dedicarme al turismo de forma profesional. Técnica Superior en Agencias de Viajes, como la vida me ha llevado por otro camino, me saco la espinita viajando siempre que puedo y contándolo en este blog

Ver todas las entradas de Verónica →

5 comentario en “99.- Altea

  1. Lo malo de esas playas de arenas rodadas es que para salir del agua te las ves y te las deseas, te escurres, a veces duele y acabas otra vez en el agua… o eso o yo soy muy torpe. Conocí Altea hace muchísisisimos años pero guardo un gran recuerdo de aquel lugar, la noche por la zona antigua es genial!

  2. Pues yo prefiero estas playas de piedras, que son encantadoras, a las de arena fina que se te queda pegada y es tan molesta.

    Sigo tomando nota, las fotos preciosas.

    Besos !

  3. Bet, pues yo quitando el ruído de las olas contra las piedras, prefiero las de arena. Que yo soy muy quejica y me hago daño fácilmente, jajaja.

    Zeltia, pues créeme, las cuestas en Altea son bastante importantes, jejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *