diciembre 16, 2019

Madrid con niños (II): Faunia

Si el día anterior habíamos visitado el Santiago Bernabéu, aunque nos habíamos quedado con las ganas de ir a un cine de verano y  visitar la casa del Ratoncito Pérez, este día tocaba ir a Faunia.
Leímos bastante sobre el tema de escoger Faunia o Zoo y la decisión estaba más o menos clara para nosotros. Visitaríamos sólo el zoo, pero cuando el peque se enteró de que había otro lugar lleno de bichos no paró hasta conseguir que lo llevaran. Está claro que son los que mandan!
Se puede ir en coche particular ya que tienen bastante zona de aparcamiento, pero nosotros tuvimos que ir en transporte público. Miramos para desplazarnos en tren de cercanías o en metro y desde nuestro hotel, en Puerta de Toledo, nos convenía más la segunda opción.
Si váis en metro, como nosotros, os tendréis que bajar en Valdebernardo y caminar unos 10-15 minutos. A nosotros nos cogió una ola de calor y no hay mucho sitio para ir por la sombra, así que a la vuelta se les puede hacer un poco duro a los más pequeños. La entrada cuesta 25,95 € y en la página web podéis encontrar alguna oferta. La entrada es cara, pero en relación lo es todavía más la bebida, sabéis cuánto vale una botella de agua? Nada más y nada menos que 3 euros!
Pero claro, en pleno verano, con ola de calor y con niños, no queda más remedio que pagar. Vaya fortuna nos dejamos ese día en agua (aunque en el zoo nos ocurrió más de lo mismo).
Si sois de Madrid podéis llevar una neverita, pero para los que vamos de fin de semana no queda otra alternativa.
Os recomendamos que no os perdáis la exhibición de los leones marinos, aunque para ser justos le hacen un poquito de burla a las focas en su demostración.

Arrastrándose, así es como de desplazan las focas según la demostración de los leones marinos XD

La isla de los lémures está muy bien, al igual que el aviario, aunque lo que más le gustó a mi sobrino (tiene 8 años) fue la sala de los animales nocturnos. Otros animales que podréis ver en Faunia son lémures, pingüinos, walabíes….y hasta una pequeña granja.

Creo que si no tenéis tiempo para visitar Faunia y el zoo, la mejor opción es el zoo. En unos días os hablaremos de este último, pero creo que es más entretenido para toda la familia. En el primero hay animales más «extraños», más difíciles de encontrar.

Disponen también de una pequeña exhibición de dinosaurios.

En definitiva, Madrid tiene bastante oferta para los niños y creo que no tendrán mucho tiempo para aburrirse. Además, al tratarse de una ciudad tan grande, no tendréis problema para encontrar un alojamiento en Madrid que se ajuste a vuestras necesidades.
Para terminar os dejamos un vídeo de algunos de los animales que os podréis encontrar:

Otras entradas relacionadas:

Madrid con niños (I): el Santiago Berbabéu
Oporto con niños: Sea Life y zoo Santo Inácio

Verónica

Siempre soñé con dedicarme al turismo de forma profesional. Técnica Superior en Agencias de Viajes, como la vida me ha llevado por otro camino, me saco la espinita viajando siempre que puedo y contándolo en este blog

Ver todas las entradas de Verónica →

9 comentario en “Madrid con niños (II): Faunia

  1. Es difícil decidir si es mejor el Zoo que Faunia,¡incluso para nosotros, que conocemos bien los dos porque hemos estado realizando varios reportajes en cada uno de ellos! Quizá Faunia merece la pena si ya conoces bien el zoo o si vas con niños un poco más mayores (como tu sobrino o más), capaces de entender las peculiaridades de los animales que tienen allí.

  2. La verdad es que nunca he estado en Faunia pero si muchas veces en el zoo… En cuanto a los precios de las cosas que consumes, pues más o menos es igual de caro por lo que veo Faunia que el zoo.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *