diciembre 15, 2019

Oporto

Praça do Infante Dom Henrique (enfrente de la Bolsa y de la oficina de Turismo)Catedral
Librería Lehlo e irmaoTranvía enfrente de la Torre dos Clérigos
Torre dos ClérigosMcDonald´s «modernista» en la Praça da LiberdadeEstación de Sao BentoPraça da LiberdadePalacio da BolsaIgrexa dos ClérigosVista del ayuntamiento en la Praça da LiberdadeEl café MajesticEdificio de estilo árabeLa RivieraEl puente de Luis I desde el funicular dos GuindaisOtra vista de la Catedral
Biblioteca y techos de la Bolsa
Con este resumen a base de fotos, termino el viajecito a Oporto. Ahora tendré que retomar las de excursiones por aquí cerquita que todavía tengo en el baúl de los recuerdos, jejej.
Otra visita a Oporto de mano del Diario de Viaje de Kiana

Verónica

Siempre soñé con dedicarme al turismo de forma profesional. Técnica Superior en Agencias de Viajes, como la vida me ha llevado por otro camino, me saco la espinita viajando siempre que puedo y contándolo en este blog

Ver todas las entradas de Verónica →

8 comentario en “Oporto

  1. Me encanta ver esos monumentos y, sobre todo, esos locales tan bien conservados, que parecen parados en el tiempo…

    Algo que echo de menos en muchos sitios, donde lo moderno arrasa con todo, como queriendo romper con un pasado anterios.

    Un saludito desde Valencia.

  2. Brabido, grazas. Xa sabía que estaba repetidas……..pola mañá dinme conta pero despois tiven que deixalo para facer outras cousas e olvidouseme. É horrible o novo sistema de blogger para subir fotos…..

    Manuel, a mi el Majestic me encató. Una vez leí en otro blog que era como volver al Titanic, con esos camareros vestidos de "capitán", con otro abriéndote y cerrándote la puerta………..

  3. muy bien documentado con fotos!
    algunos de esos sitios sí que los conozco,
    me ha encantado recordar mis momentos allá gracias a tí.

    ya verás cuanto te va a encantar ver este blog dentro de un tiempo!
    sigue así.

  4. Como me gustó a mi Lisboa, fué un viaje sin planificarlo, pensado y hecho, 4 días si no recuerdo mal, más por mi marido que por mí, él tenía compis que habían estado y la verdad es que vine encantada, es una ciudad, algo decadente pero a la vez que te enamora, no me importaría volver, se come de maravilla. H
    e estado mirando tú viaje, muy bonitas las fotos. Saluditos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *