diciembre 15, 2019

Quinta de la Concepción – Hinojosa de Duero

La escapada a las Arribes del Duero la teníamos en mente desde hace muchísimo tiempo, pero nunca encontrábamos el momento. Aprovechando un festivo, nos fuimos tres días. Fue una escapada casi sin preparativos y el hotel se escogió tras mirar no más de diez opciones. 
En esta casa teníamos lo que buscábamos, buenas críticas y piscina. El precio, en temporada alta (mes de julio) y en una habitación con terraza que daba justo al lugar dónde el río Huebra se une con el caudaloso Duero, y con Portugal a escasos metros, 70 euros, con desayuno y wifi incluído (aunque apenas funcionaba).

Aparte de la maravillosa piscina, dispone de un jacuzzi con unas vistas realmente impresionantes. Tiene también una pista de pádel, que nosotros no utilizamos.

El desayuno es contundente y buenísimo. Se «enorgullecen» de servir 4 mermeladas caseras al día y no repetir durante una semana (nosotros probamos de kiwi y naranja, de calabacín, de atún con pimientos….)Todos los productos son de la casa, te ofrecen zumo de naranja natural, tostadas, bizcocho y fruta.

Al principio no teníamos pensado cenar allí, pero las pocas opciones de restauración cerca de la casa, hizo que nos lo pensásemos mejor. Si estáis varios días, comprobaréis que un día sirven carne y al día siguiente pescado y así sucesivamente.

Las cenas, al igual que los desayunos, son una maravilla, con el comedor mirando al Duero y con alimentos bien cocinados y de calidad.
La casa está regentada por un matrimonio, aunque nosotros siempre tratamos con el marido, ya que a la mujer no la vimos más que una vez y de pasada.
El punto un poco negativo se lo daríamos a la habitación. Para nosotros es muy importante dormir bien (me imagino que para todos) y en esa cama no lo pudimos hacer. No sólo por el tamaño, ya que estamos acostumbrados a una cama más grande, si no porque el colchón y las almohadas creemos que necesitan un cambio urgente.

NOTA: Estamos preparando un post conjunto sobre malas experiencias en hoteles. Si has tenido alguna y te apetece contárnosla, envíanos un mail a admin@deambulandoconartabria.com y en unos días lo publicaremos 😉

Verónica

Siempre soñé con dedicarme al turismo de forma profesional. Técnica Superior en Agencias de Viajes, como la vida me ha llevado por otro camino, me saco la espinita viajando siempre que puedo y contándolo en este blog

Ver todas las entradas de Verónica →

9 comentario en “Quinta de la Concepción – Hinojosa de Duero

  1. Es cierto que la cama no era muy cómoda pero las vistas desde la terraza, los fantásticos desayunos y las cenas y el estupendo trato recibido compensaron ese punto.
    Lo recomiendo. 🙂

  2. Sí tiene pinta de que la almohada es de esas que tiene la misma consistencia que una loncha de choped U_u Cómo lo odio. El colchón tiene que ser cómo pero para mí antes es fundamental una buena almohada.

    Al menos la comida estaba muy bien y las vistas desde la piscina y el restaurante eran buenas 🙂 Un abrazo!

  3. Tienen muy buena pinta la piscina, el jacuzzi, las vistas, la comida… pero la cama parece el colchón hundido y la almohada tampoco parece muy cómoda. En fin, quizá es lo que dice Nostromo, una cosa compensa la otra.
    Un abrazo!

  4. Otra mirada, es un sitio recomendable, porque puede que se compensen, pero de todas formas, hay que mejorar la calidad de los colchones y de las almohadas.

    TE digo lo mismo que a Aran, Si has tenido malas experiencias en hoteles, envíanos un email, que estamos preparando un post colectivo 😉

  5. Vaya sitio chulo!! Y los desayunos riquísimos, con lo que me gusta desayunar, je je. El colchón y la almohada malos es algo que no entiendo en sitios a los que vas a descansar, además tiene fácil arreglo, poner uno nuevo y bueno, listo. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *