diciembre 12, 2019

Ribeira Sacra en un fin de semana

La Ribeira Sacra es una de las zonas más bonitas de Galicia y por este motivo hemos estado varias veces, por lo que en esta ocasión nos desviaríamos un poco de la parte más famosa, los Cañones del Sil y nos centraríamos en Chantada,  la Fervenza de Augacaída,  Cabo do Mundo…
Si es vuestra primera vez, os recomendamos una ruta de miradores por la Ribeira Sacra con la que podéis haceros una idea de todo lo que tiene que ofrecer la comarca, si disponéis de más tiempo os recomendamos que paséis, como mínimo, dos días en la Ribeira Sacra.
Nosotros, esta vez fuimos porque queríamos volar en globo por la Ribeira Sacra y, aunque no fue la experiencia que habíamos esperado tener, es una experiencia más. Algún día volaremos de nuevo, aunque en otra zona y, sobre todo, con otra empresa.
La primera parada del día fue la Fervenza de Augacaída (42.515744, -7.700078), en el lugar de Marce, en Pantón. Recuerdo que hace años intentamos localizarla y no nos fue posible. También que la primera vez que oímos hablar de ella no era nada fácil llegar hasta la cascada porque había un descenso por el monte un pelín peligroso.
Desde hace unos años este desnivel está salvado gracias a unas pasarelas y escaleras de madera que te harán el camino mucho más llevadero. Eso sí, recordad que todo lo que baja, sube y si hacia la cascada vas genial cuesta abajo, no lo irás tanto cuando toque deshacer el camino.
La longitud no es larga, ya que son únicamente 1,5 km en cada sentido, pero el desnivel es de 220 metros. La fervenza o cascada de Augacaída es un salto de agua de 40 m de altura del regato de Aguianza, en el cañón que forma el río Miño.
 La segunda parada también estaba en la lista desde hacía mucho tiempo, el mirador de Cabo do Mundo (42.564640, -7.674761) en las cercanías de Abadía de  Cova, una de las numerosas bodegas de vino con denominación origen Ribeira Sacra que nos encontramos por el camino.
 Antes de llegar, realizamos una breve parada en la iglesia de San Martiño de Cova, románica del s. XII y que perteneció a un monasterio Agustino.
La tercera parada sabíamos que era un poco inútil hacerla pero, aún así, decidimos acercarnos. Se trata de Castro Candaz, un antiguo poblado castrexo que fue inundado por el embalse de Belesar y que únicamente sale a la luz cuando el nivel del agua es muy bajo. Si queréis ir, os dejamos las coordenadas ( 42.656050, -7.743017), aunque os recomendamos que aparquéis el coche cerca de las casas y que no os metáis hasta abajo con él.
La aldea de Belesar, a la izquierda de la imagen

 El pueblo más grande de la zona es Chantada, con un bonito y pequeño centro histórico. La iglesia, el ayuntamiento (antigua prisión) y la Casa de la Cultura son sus principales puntos de interés.
La Casona de Lemos me encantó, hoy en día alberga la biblioteca, la Casa de la Cultura…
 Si os coincide la visita durante los días 5 y 21 de cada mes podréis disfrutar del mercado donde los productores locales venden sus productos. Por Chantada pasa El Camino, concretamente el Camino de Invierno y en sus alrededores podemos encontrar varias muestras de estilo románico.
 Y aunque nosotros no somos mucho de vino y de turismo enológico, si vosotros lo sois, estáis en la zona correcta. Hay una ruta por las bodegas que harán las delicias de cualquier aficionado a los caldos gallegos.

Verónica

Siempre soñé con dedicarme al turismo de forma profesional. Técnica Superior en Agencias de Viajes, como la vida me ha llevado por otro camino, me saco la espinita viajando siempre que puedo y contándolo en este blog

Ver todas las entradas de Verónica →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *