23/09/2020

194.- Conducir y aparcar en París (y resto de Francia)

Una vez decidido que este viaje queríamos hacerlo en coche y que la mejor opción era nuestro propio vehículo, empezamos a mirar qué opciones teníamos.
Lo de ir en ferry lo decidimos una vez que evaluamos las horas de conducción, el coste de la gasolina…..y aunque finalmente no ahorramos mucho dinero al utilizar la autopista del mar, sí que ahorramos horas de conducción (que aunque seamos dos al volante eran muchas).
Decidido el primer paso de intentar ahorrar horas al volante, nuestro siguiente quebradero de cabeza fue qué hacer con el coche en París. Teníamos claro que no queríamos conducir por la ciudad, por lo que empezamos a mirar hoteles en las afueras con parking gratuito y desplazarnos al centro en metro. Los hoteles baratos no tenían buenas críticas, por lo que empezamos a valorar alojarnos en el centro y buscar aparcamiento en París.
Lo primero que pensamos fue buscar sitio en cualquier calle cercana que no tuviera parquímetro, aunque tuviéramos que andar un rato. Leyendo varios foros, llegamos a la conclusión de que era inviable. El motivo?? En todas las ciudades se paga aparcamiento en casi cualquier calle. Lo comprobaréis con una palabra pintada en la acera «payant».
Finalmente, decidimos reservar garaje desde aquí y lo hicimos a través de la web Parkings de París. Reservamos el hotel en Montparnasse (en la misma avenida en la que se encuentra la Torre del mismo nombre) y a partir de ahí fuimos comprobando qué garajes estaban más cerca y el precio de los mismos. Había un par de ellos más cerca del que finalmente reservamos, pero bastante más caros, por lo que decidimos dejar el coche en el Montparnasse-Rennes, a 1,5 km de nuestro hotel. El precio por 5 días completos fue de 80 euros.
Cómo funciona?
Reservas a través de la web y haces el pago. Te enviarán por mail la reserva y el justificante de pago. Guarda los dos documentos porque te harán falta cada vez que quieras entrar/salir del garaje.
Cuando llegas a la entrada con el coche, tienes que seleccionar la «i» de información. Ahí te preguntarán el nombre al que estaba la reserva o, en su defecto, el localizador. Nosotros únicamente lo hicimos así cuando sacamos el coche porque el día que entramos no teníamos ni idea de cómo funcionaba y una vez aparcado el coche fuimos a recepción a preguntar. Ahí fue dónde nos dijeron que rompiéramos el ticket que habíamos cogido al entrar, que no pasaba nada y que con la reserva era suficiente.
En el resto de ciudades fue imposible aparcar gratis salvo en una, en Quimper. Esta ciudad tiene varios parkings de pago y sólo uno gratis. Viene reflejado en el mapa turístico, probamos suerte y pudimos ahorrarnos unos euros.
Lo que nosotros aquí llamamos O.R.A, O.R.T.A…….me pareció excesivamente cara. Los garajes varían bastante de precios. Os dejo algunos ejemplos:
Orleáns, justo debajo de la catedral, unas 2 horas, 3,30 €
Rennes,en la avenida principal, 1h30min, 3,50 €
Nantes (palacio de Congresos), 7 horas, 7,20 €
Vannes (puerto), 3h30min, 6,50 €
Mont Saint Michel, todo el día, 8,50 €
Las carreteras están especialmente bien conservadas. El límite en carretera es de 90km/h, en autovía de 110 km/h y 130 km/h en autopista. Ojo si llueve, porque aunque la mayoría reduzcamos velocidad cuando está la carretera mojada, en Francia se hace por ley.
Casi todo el viaje lo hicimos a través de carreteras y autovías. Una sóla vez nos metimos en autopista y nos cobraron unos 7 euros por una distancia de 40 km.
Cada pocos kilómetros tienes parkings al lado de la carretera en dónde descansar o parar si te hace falta.
La gasolina está más cara que en España, por eso os recomiendo entrar en el país vecino con el depósito lleno, jeje.
Comprobamos varias veces los precios de la Gasolina 95 y nos encontramos con diferencias de hasta 30 céntimos por litro. Así que, OJITO!!!
Normalmente en los centros comerciales estaba más barata. Otra cosilla, al mediodía casi todas estaban cerradas, por lo que tienes que servirte tu mismo, pero antes tendrás que meter tu tarjeta de crédito. Dependiendo de la tarjeta y del combustible te dirán el máximo que puedas echar.
Seguro que se me olvidan un montón de cosas sobre este tema, así que si tenéis dudas, preguntad. Eso sí, totalmente recomendable conducir por Francia. Carreteras en buen estado, bonitos paisajes y una autonomía que no te da otros medios de transporte y más si lo que quieres hacer es visitar pueblitos pequeños y/o muchos lugares en poco tiempo 🙂

Verónica

Escribiendo sobre viajes desde 2009. Técnica Superior en Agencias de Viajes. Siempre soñé con dedicarme al sector turístico, pero la vida me ha llevado por otros derroteros. Escribo sobre viajes para recordarlos cuando sea viejita y si, de paso, puedo ayudaros a planear los vuestros, sería el combo perfecto.

Ver todas las entradas de Verónica →

15 comentario en “194.- Conducir y aparcar en París (y resto de Francia)

  1. La autonomia que da un coche no la da nada… Cuando yo fui a País con 11 años con mi familia fuimos también en coche, jejeje
    Lo malo son los precios que hay por allí por Francia… Todo carísimo!
    Un saludo

  2. Fantástica información, a mí tampoco me gusta conducir por las grandes ciudades porque en vez de disfrutarlas al final acabas estresado. Parece increíble que haya tanta diferencia de precio entre una gasolinera y otra, yo sólo he ido por el sur y las carreteras también están bastante bien aunque las curvas…

    Un abrazo !!!

  3. A veces es un gustazo conducir por ciudades fuera de España (yo me hice unos cuantos bastantes kilómetros por Alemania conduciendo yo solita) pero sí es cierto que puedes acabar hasta el gorro del coche.
    Aún así no descarto conducir por París, me ha parecido una información súper interesante, ¡gracias! Un abrazo! 🙂

  4. Aran, nosotros si llevamos el coche no nos importa meternos en alguna ciudad, porque normalmente aparcas en un garaje y te mueves con otros medios. Pero en París sí que no nos apetecía. Al final tuvimos que conducir un ratito desde la entrada a la ciudad al garaje reservado, pero fueron 5 minutos y no tuvimos ningún problema con el tráfico ni nada. Eso sí, las rotondas se las traían. Novecientos carriles sin pintar y aún encima ceden los que están dentro, con lo cual cada 2×3 se tienen que parar en el medio de la rotonda para dejar entrar a los que vienen de fuera. Un show, sobre todo en la del Arco del Triunfo, jeje

Deja una respuesta