27/10/2020

5 lugares imprescindibles para disfrutar del arte urbano en Galicia

Parece que en Galicia, el arte urbano, o street art para los más cools, ha venido para quedarse. Desde hace años han ido surgiendo festivales anuales que son toda una declaración de intenciones. Los fundadores de todos estos festivales tienen algo en común y es que quieren que estos pueblos, barrios y ciudades se regeneren, dejando atrás el feísmo urbanístico que tanto daño ha hecho y sigue haciendo a Galicia, de la mano del arte y del color. De esta forma, cumplen con varios objetivos, como paliar el feísmo, atraer a los turistas o incluso de disponer de «museos» al aire libre, abiertos las 24 horas del día y de acceso totalmente grauito.

Otro fenómenos a tener en cuenta en el mundo del arte urbano en Galicia, es la iniciativa del artista Yoseba M.P. denominada «Fenómenos do rural«. Y quiénes son estos fenómenos del rural? Pues nuestras abuelas, esas mujeres que parecen tener superpoderes, las que siguen haciendo comidas familiares para 50, trabajando la tierra o incluso vendiendo grelos a pie de carretera nacional.

Las superabuela de Yoseba M.P. están repartidas por toda Galicia. Nosotros solo hemos podido ver una parte de ellas. Aquí abajo podéis ver la que se encuentra en Santa Cruz, en Oleiros, muy cerca de Coruña, llamada «Lola de faya, o ciclón de Buño«. En Ordes tenemos «A greleira de 50 pés», en Cambre «A cortesa de Cambre, a muller acróbata» y en Carballo, «Fina de Carballo, a muller nitromón«.

1. DesOrdes Creativas, Ordes

DesOrdes Creativas es un festival internacional de arte que tiene lugar cada año, desde 2009, en el pueblo coruñés de Ordes. Aquí acuden artistas de todo el mundo para hacer que el festival actúe como herramienta de regeneración urbana, pensamiento crítico y diálogo social, que que convierte viejos espacios en desuso o abandonados en nuevos lugares llenos de vida y color para el disfrute colectivo, generando cada año nuevas relaciones de comunicación no publicitaria.

Hace un par de años os hablábamos de una ruta que habíamos hecho por sus murales  y siempre nos sorprende, después de cada edición con murales nuevos que nos encanta ir a ver.

2. Cromático Mural Fest, Cambre

El Cromático Mural Fest se celebra en Cambre y es un poco más jovencito que el DesOrdes Creativas. Este festival surgió en 2017, pero tiene la misma intención, según la organización, el evento acerca el arte a la ciudadanía, al mismo tiempo que sirve como herramienta rehabilitadora, funcionado como arma contra los esapacios degradados, en desuso o castigados por el «feísmo».

En Cambre también hay murales en los lugares de O Temple y de A Barcala, pero mis favoritos se encuentran en el centro.

3. Rexenera Fest, Carballo

El Rexenra Fest nació en 2015 y es el que más nos ha gustado hasta ahora. No solo por el gran tamaño de todas sus obras, si no por la facilidad para ver todos los murales gracias a códigos QR que se colocan al lado de cada obra y que con la ayuda del GPS te localiza los murales que tienes más cerca y te dirige hacia ellos. Así es más fácil no andar como pollo sin cabeza por las calles de Carballo intentado localizar algunas de las obras, como sí nos ha pasado en otros lugares de los que aquí os hablamos.

Los motivos del Rexenera Fest se repiten, según sus fundadores, de esta manera, quieren hacer de la villa de Carbalo un gran museo al aire libre que irá creciendo cada año. El festival sirve como una ventana de Carballo abierta al mundo, que sitúa en el mapa a la villa a través de sus calles y favorece un turismo cultural diferente en la zona urbana del concejo. Actúa en cada edifición como un agente rehabilitador, contra el feísmo urbanístico y utilizar las calles como un espacio de diálogo y de expresión artística. Se regeneran espacios deteriorados, sumándole valor al paisaje urbanítico, dinamizando el tránsito peatonal y expandiendo los espacios de ocio en las zonas en las que se interviene».

4. Las Meninas de Canido, Ferrol

Las Menidas de Canido se diferencian de otras iniciativas similares en la temática de sus obras, todas y cada una de ellas están relacionadas directamente con el magnífico cuadro de Velázquez. La primera edición surgió en 2008 promovida por Eduardo Hermida  para denunciar el estado de abandono del barrio de Canido. Se trataba de utilizar el propio barrio (casas abandonadas, muros, etc) como soporte físico para pintar “Meninas” y dar color, alegría a Canido.

Está claro que lo consiguió porque 12 años después ha puesto a Ferrol en el mapa como un referente del arte urbana.

5. Ciudad de color, Vigo por Maruxaina y su mochila

Desde hace algunos años Vigo es una ciudad menos gris. En 2005 comenzó el proyecto «Vigo. Ciudad de Color» gracias al cual muchas feas paredes de cemento son ahora grandes (y coloridas) obras de arte urbano. 

Poemas, escenas de mar, referencias a Verne, a costumbres y tradiciones gallegas… Una temática de lo más variada realizada por artistas locales e internacionales. Nombres como Mon Devane, Nana, Ghizlane Agzenai o Pedro Sardiña firman algunos de los murales de este museo al aire libre.

Más de cincuenta murales de muy distintos estilos son los que podemos encontrar paseando por la ciudad. Hacer la ruta de las obras es una forma genial y divertida de conocer los barrios de Vigo.

Verónica

Escribiendo sobre viajes desde 2009. Técnica Superior en Agencias de Viajes. Siempre soñé con dedicarme al sector turístico, pero la vida me ha llevado por otros derroteros. Escribo sobre viajes para recordarlos cuando sea viejita y si, de paso, puedo ayudaros a planear los vuestros, sería el combo perfecto.

Ver todas las entradas de Verónica →

Deja una respuesta