14/08/2020

Qué ver en Delfos?

Seguimos contándoos nuestro Grecia en una semana. Tras hablaros de qué ver en Atenas en dos días y qué ver en el Peloponeso en 3 días, hoy toca el turno de qué ver en Delfos.

QUÉ VER EN DELFOS?
Abandonábamos el Peloponeso para continuar nuestro viaje hacia Delfos cruzando el puente Río – Antirio (peaje de 13.30 €), en Patrás, y disfrutando de las vistas que nos proporcionaba el golfo de Corintio.
Delfos fue el recinto arqueológico que más nos gustó de Grecia. Dice la leyenda que Zeus soltó dos águilas desde puntos opuestos del mundo y su vuelo se cruzó en Delfos, haciendo de este lugar el centro de la Tierra. En Delfos vivía Apolo y era un lugar al que acudía gente de todo el mundo antiguo para consultar al oráculo, que fue abolido en el 393 d.c con la cristianización.
Roca de la Sibila. La sibilas son profetisas que pueden leer el futuro. Aquí pronunció sus predicciones la primera profestisa de Delfos
El dios Apolo se comunicaba a través del oráculo, concretamente a través de una sacerdotisa o pitia, de más de 50 años. Hacerle una pregunta al oráculo llevaba una tasa y se sacrificaban animales. Era un sacerdote el que hacía la pregunta a la pitia y ésta la contestaba en estado de trance. Se cree que este trance era inducido por los gases que emanaban a través de una grieta sobre la que la pitia se sentaba.
El rey Creso de Lidia preguntó, en una ocasión, si debía atacar a Ciro el Grande de Persia. La pitia le contestó que si cruzaba un río destruiría un imperio y Creso no sólo lo cruzó si no que acabó con un imperio, el suyo!!
El recinto de Delfos contaba con varias edificaciones, entre las que cabría destacar el Tesoro Sifnio, el Tesoro Ateniense, el Bouleuterion o Cámara del Consejo de Delfos, la Columna que soportaba la estatua del rey de Bitnia, Prusias, el templo de Apolo y el teatro, con aforo para 5000 personas.
Además, tendrás que salir del recinto principal y caminar unos metros por la carretera para poder ver el estadio, el gimnasio, la fuente de Castalia y el santuario de Atenea Pronaia. 
De la fuente Castalia dicen que es donde se purificaban los visitantes antes de entrar a Delfos e incluso la pitia antes de pronunciar los oráculos. También dicen que Lord Byron se tiró a ella creyendo que sus aguas aumentarían su espíritu poético.

El santuario de Atenea Pronaia, situado en Marmaria o cantera de mármol, data del s. IV a.c. Lo que mejor se conserva es el tholos, aunque bien es cierto que fue reconstruido en 1938.

Tras volver al recinto principal, iniciamos la visita al impresionante museo. Llama la atención la maqueta a escala del santuario de Apolo. Como ya dijimos en otros artículos de Grecia, aquí se hacía todo a lo grande y con esta maqueta te puedes hacer una idea clara de cómo eran estos santuarios.
La «piedra clave» o Omphalos, marcaba el lugar en donde ser cruzaron las águilas de Zeus
«Las tres niñas bailando» agrupadas en una columna. Se cree que que pudo ser la columna que soportaba el trípode en donde se sentaba la pitia
La Auriga es una estatua de bronce que formaba parte del esbozo que podéis ver más abajo. Fue encargada para conmemorar la victoria en una carrera de cuádrigas de los Juegos Píticos del 478 a.c.

Tras visitar el museo decidimos comer en el centro de Delfos. El escogido fue In Delphi (podéis leer la opinión en nuestro perfil de Tripadvisor)

Y ya descendiendo de Delfos para dirigirnos a Meteora, paramos en este mirador para disfrutar las buenas vistas que ofrecía, recordándonos este «nudo de corbata»  a otro que ya habíamos visto en la bajada a Sa Calobra de nuesto Mallorca en 5 días.

Todos los artículos de Grecia:

Verónica

Escribiendo sobre viajes desde 2009. Técnica Superior en Agencias de Viajes. Siempre soñé con dedicarme al sector turístico, pero la vida me ha llevado por otros derroteros. Escribo sobre viajes para recordarlos cuando sea viejita y si, de paso, puedo ayudaros a planear los vuestros, sería el combo perfecto.

Ver todas las entradas de Verónica →

4 comentario en “Qué ver en Delfos?

  1. Viendo tus fotos estaba recordando mis clases de historia del arte, tuve una buenísima profesora apasionada del arte griego que hizo que todos sus alumnos acabáramos enamorados de Delfos. Siempre que veo fotos me parece un lugar de esos que te transmiten energía, sin duda la ubicación ayuda, estoy segura que cuando esté allí disfrutaré como una enana porque es de esos sitios a los que le tengo ganas desde hace muchísimo tiempo. Genial entrada, la he disfrutado mucho.

Deja una respuesta