julio 8, 2020

Zaragoza en 2 días: qué ver y qué hacer

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de ir a Zaragoza y el roadtrip que hicimos en septiembre por Aragón y Navarra tuvo como principal objetivo visitar la ciudad y también el Monasterio de Piedra, del que os hablamos hace muy poco.
Llegamos a la ciudad a última hora de la tarde, después de pasar por Belchite. Ya que nuestro hotel estaba a 5 minutos de la Plaza del Pilar, dejamos nuestras cosas, descansamos unos minutos y nos fuimos a dar un paseo para ver la Basílica iluminada. La plaza nos encantó, rodeada de monumentos y edificios preciosos que, de noche, todavía tenían más encanto.
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el 13 de Sep de 2016 a la(s) 2:06 PDT
Tras un breve paseo y cenar nos fuimos a dormir, ya que al día siguiente teníamos muchas visitas programadas. Si queréis ver Zaragoza en dos días, aquí os dejamos un buen planning que elaboramos con la ayuda de la Oficina de Turismo de Zaragoza. Además, tienen un sistema muy bueno de visitas guiadas en colaboración con la Facultad de Turismo, por lo que es una buena opción para aprender más sobre la historia de la antigua Caesar Augusta.
La primera recomendación es que si váis a estar en Zaragoza dos días, os compréis la Zaragoza Card, ya que la amortizaréis bien y podréis ahorrar unos eurillos, lo cual nunca está de más. Ya con la Zaragoza Card en vuestras manos, podéis subiros al autobús turístico en la Plaza del Pilar y dirigiros hacia la Aljafería. Tardaréis un rato en llegar, pero a cambio os haréis una buena idea lo bonita que es Zaragoza y veréis también algunos de los edificios emblemáticos de la EXPO del 2008 celebrada en la ciudad. Si váis en familia o con más tiempo, cerca de la EXPO se encuenta el Parque del Agua, galardonado en varias ocasiones por su diseño y arquitectura. Cuenta con mini golf, paseos en barca, jardines botánicos…
La Aljafería es un antiguo palacio islámico que desde hace unos años acoge a la Cortes de Aragón. Fue declarada monumento nacional en 1931 y en el 2001, el mudéjar de Aragón fue declarado Patrimonio de la Humanidad, siendo la Aljafería uno de los monumentos más representativos. Según nos contó nuestra guía, fue gracias a la llegada de las Cortes en 1985 cuando la Aljafería dejó de estar en un estado lamentable y se hicieron diversas obras de acondicionamiento.
Debido al paso del tiempo y a las ocupaciones posteriores, hoy en día ya no queda mucho de ese antiguo palacio, pero todavía podemos disfrutar del recinto fortificado con su torre del Trovador, así como del mihrab (oratorio). La visita a la Aljafería nos recordó a la afamada Alhambra y al Real Alcázar de Sevilla.
Tras la Reconquista, Alfonso I el Batallador se convirtió en el principal huésped de la Aljafería y llevó a cabo varias obras de ampliación y acondicionamiento del palacio. El Palacio de los Reyes Católicos empezó a construirse en 1492 sobre el edificio musulmán. Llama la atención la escalinata «de los pasos perdidos».
La última reforma importante tuvo lugar en 1593 por Felipe II, que transformó la Aljafería en un fuerte o ciudadela.
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el 14 de Sep de 2016 a la(s) 4:45 PDT

Tras la visita, volvemos al centro aprovechando el bus turístico. y con la idea de visitar los museos de la Ruta de Caesaraugusta, es decir, el Museo del Foro, el del Puerto Fluvial, las Termas Públicas y el del Teatro. Se ven rápidamente y son muy interesantes, sobre todo el del Foro y el del Puerto Fluvial, no en vano, Caesaraugusta fue la única ciudad romana que llevó el nombre completo del emperador. El periodo de esplendor de Caesaraugusta tuvo lugar entre los siglos I y II d.C.

Otro museo municipal que podéis visitar es el Museo Pablo Gargallo, ubicado en el Palacio de los condes de Argillo y que posee una exposición permanente de esculturas y, por supuesto, el Museo Goya, con la colección completa de grabados.
El caballito de la Lonja
Antiguas cloacas romanas en el Museo del Foro
Pasaje del Ciclón, en las inmediaciones de la Plaza del Pilar, que nos recordó a otras galerías ya vistas por nosotros en Milán , Bruselas o Nantes
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el 15 de Sep de 2016 a la(s) 6:27 PDT
Con las visitas a los museos romanos dábamos por terminada la jornada y es que nos esperaban Mónica y Bernabé de Notras en mi libreta viajera para llevarnos a probar el ternasco, que es el cordero joven que todavía mama.
Patio de la Infanta
Este día nos esperaban las visitas guiadas a la catedral (Seo), a la Basílica del Pilar y al centro histórico pero, antes de nada, nos dirigimos hacia el edificio de Ibercaja de la calle San Ignacio de Loyola para ver el Patio de la Infanta. Este patio se llama así porque se encontraba en la Casa Zaporta, en donde vivió la Infanta María Teresa de Vallabriga y Rozas. La Casa Zaporta se incendió en 1894 y antes de derribarla en 1903, el Patio se vende desmontado a un anticuario francés para su casa de París. En 1958 se consigue traer de vuelta a España y en 1980 se instala en la sede central de Ibercaja.
Lateral de la Seo, de claro estilo mudéjar
Teatro romano
Mercado Central
Otras de las visitas imprescindibles de Zaragoza es, sin duda, la subida a la torre de la Basílica del Pilar desde donde obtendrás unas vistas preciosas tanto de la basílica como del puente de Piedra y el río Ebro.
Museo Pablo Gargallo
Calles de El Tubo, la zona de tapas y vinos de Zaragoza

Como véis, se puede visitar Zaragoza en dos días, haciéndote una buena idea de todo lo que la ciudad puede ofrecer pero, si disponéis de más días, tampoco os aburriréis, ya que dispone de los suficientes atractivos para pasar en ella varios días.

Verónica

Escribiendo sobre viajes desde 2009. Técnica Superior en Agencias de Viajes. Siempre soñé con dedicarme al sector turístico, pero la vida me ha llevado por otros derroteros. Escribo sobre viajes para recordarlos cuando sea viejita y si, de paso, puedo ayudaros a planear los vuestros, sería el combo perfecto.

Ver todas las entradas de Verónica →

10 comentario en “Zaragoza en 2 días: qué ver y qué hacer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *