SALINAS DO ULLO 2 1400x800 - Salinas de Ulló

Salinas de Ulló

Hace ya unos cuantos meses  que hicimos una pequeña excursión a un sitio al que le tenía ganas desde hace tiempo. Se trata de la Salinas de Ulló, en la provincia de Pontevedra. Llegar es muy fácil y dispone de un aparcamiento bastante amplio.

Eso sí, las indicaciones de la ruta de senderismo no nos parecieron ninguna maravilla y echamos en falta alguna indicación más, porque como siempre,  acabamos dando un pequeño rodeo.

Salinas de Ulló: cómo llegar

Como os decíamos, las Salinas de Ulló se encuentran en el concello de Vilaboa, en la provincia de Pontevedra.  Desde la ciudad pontevedresa llegaremos en unos 15 minutos; desde Vigo unos 25, desde Santiago unos 50…, así que como véis es una excursión bastante accesible desde distintos puntos de Galicia. De todas formas, os dejamos las coordenadas GPS del aparcamiento para que lleguéis sin problemas: 42.354322, -8.632806

Historia

Las Salinas de Ulló no solo tienen una importancia etnográfica, sino también natural, ya que es un buen lugar de observación de aves, al encontrarse dentro del LIC  (Lugar de Importancia Comunitaria) Ensenada de San Simón.

Para descubrir su pasado hay que remontarse al s. XVII, cuando empezaron a ser explotadas por los jesuístas del monasterio de Poio. A lo largo de los años van consiguiendo cada vez más importancia hasta que en s. XIX se contruye un molino de mareas, algo poco común en Galicia.

Este molino funcionaba aprovechándose del movimiento de las corrientes de la ría para generar fuerza hidráulica.  Hoy en día solo se conservan los muros de las compuertas y las ruinas de las antiguas casas que pertenecía a las personas que allí trabajaban.

Por qué acabó el éxito de las salinas? Pues básicamente por dos motivos, la expulsión de los jesuitas  de toda España y la aparición de la fábricas conserveras.

Funcionamiento

Las zonas pantanosas que forma la ría fueron cerradas con diques de cantería que dieron luegar a dos piscinas.  Cuando la marea subía, las compuertas dejaban entrar el agua hasta el fondo. Cuando la marea bajaba, las compuertas dejaban salir el agua y se cerraban. El agua que quedaba dentro se evaporaba y luego se recogía la sal que allí había quedado. La sal era muy importante en la antigüedad cuando no había tantos medios para refrigerar y conservar los alimentos.

 

Senderismo

La ruta que se hace desde las Salinas es la PR- G 104, Sendeiro da Croa. Su longitud es de algo menos de 5 km solo en sentido lineal, por lo que nos quedará una rutita de unos 10 km que se puede realizar fácilmente en unas 2h30.  Su inicio se encuentra en el club de piragüismo, pasando por las salinas, las ruinas de la granja, el «peirao» o muelle de Acuña hasta llegar a la ensenada de Larache.

Si solo queréis un breve paseo, el recorrido por las salinas no está mal, pero yo no me perdería las ruinas de las viviendas y sus antiguas «lareiras», porque tienen un encanto descomunal. El resto, os lo dejamos a vuestra elección, pero poco después del muelle de Acuña y de las conserveras que se encuentran a pie de la ría, y que afean el paisaje, hay unas buenas panorámicas de la ría.

Verónica

Escribiendo sobre viajes desde 2009. Técnica Superior en Agencias de Viajes. Siempre soñé con dedicarme al sector turístico, pero la vida me ha llevado por otros derroteros. Escribo sobre viajes para recordarlos cuando sea viejita y si, de paso, puedo ayudaros a planear los vuestros, sería el combo perfecto.

Ver todas las entradas de Verónica →

Deja una respuesta