20/09/2020

Parque Nacional de Zemaitija, Lituania

Terminamos de contaros nuestros 15 días en Estonia, Letonia y Lituania hablándoos de nuestro paso por el precioso Parque Nacional de Zemaitija, en Lituania.

La localidad de referencia del Parque Nacional de Zemaitija, y donde se encuentra el centro de recepción de visitantes es el pueblo de Plateliai, aunque nosotros dormimos en uno un poco más alejado pero con mejores hoteles y con más locales de restauración, Plunge.

El Parque Nacional de Zemaitija es un paraíso para senderistas y ciclistas, está repleto de lagos y bosques repartidos en sus 200 km2.

Si comenzamos la visita en su pequeño, pero interesante, centro de recepción de visitantes comprobaremos que los lugares recomendados son nada más que 8, pero a lo largo y ancho de Zemaitija os entrarán ganas de parar decenas de veces y, si es verano, seguro que os animáis a daros un chapuzón en algunos de sus múltiples lagos.

El parque está bastante enfocado, también, a la observación de aves. Cerca del lago Plateliai encontraremos el “dormitorio de pájaros”. El sendero Seire tiene una longitud de 4,1 km y nos adentra en el bosque de Seire y en los lagos Plateliai y Piktezeris. Hay otro sendero recomendado y conocido como el sendero Paplatele de 2, 3 km y en las inmediaciones, de nuevo, del lago Plateliai y un par de torres de observación de aves: Barstytaliai y Jogaudai, además del refugio del lago Ilgis.

Pero no únicamente podemos encontrar naturaleza. En lo más profundo del parque y con acceso por carreteras sin asfaltar encontramos una antigua base de misiles nucleares soviética, reconvertida en el Museo de la Guerra Fría. Si os interesa la historia, os gustará el Museo. Eso sí, como os podéis imaginar es un lugar bastante siniestro y yo no pude reprimir cierta angustia cuando me asomé al silo en donde no hace tanto se encontraba un gran misil nuclear.

A pesar del gran alijo armamentístico de esta antigua base militar, los lituanos no sabían de su existencia, manteniéndose 2 décadas en el más absoluto secretismo. Los militares permanecieron en ella desde 1960 hasta 1978, año en el que los misiles desaparecieron misteriosamente y el lugar quedó abandonado.

Desde esta base partieron misiles con destino a Cuba en 1962 durante la conocida Crisis de los misiles.

Por cierto, fue precisamente en Plateliai donde probamos los famosos Cepelinai (Zeppellin), llamados así por su forma ovalada. Se trata de una especie de puré de patata que puede estar relleno de carne o verduras y queso.

Cepelinai

Verónica

Escribiendo sobre viajes desde 2009. Técnica Superior en Agencias de Viajes. Siempre soñé con dedicarme al sector turístico, pero la vida me ha llevado por otros derroteros. Escribo sobre viajes para recordarlos cuando sea viejita y si, de paso, puedo ayudaros a planear los vuestros, sería el combo perfecto.

Ver todas las entradas de Verónica →

Deja una respuesta